De conocer a Danilo Pérez y de cuando “La Tercera es la vencida”


_H1_3570

Danilo “Cholo” Pérez: Leyenda Viviente de la Música Panameña. Logro hacer del Jazz una cuestión de cultura popular con un Festival que lleva ya 12 años y que muchos, yo incluido, no le vimos mucho futuro cuando lo presentaron inicialmente. Danilo es sin duda un soñador y me gusta conocer a esa clase de gente, yo me considero uno de ellos y no es fácil encontrarnos los unos a los otros, todos andamos como locos, cada uno por su mundo, tratando de lograr algo que nadie cree que se puede.

En eso de hacer cosas complicada y por las que la gente no se atreve a aportar Danilo es ya un maestro. Primero con su carrera musical: EL JAZZ! En serio? Pero así fue, se le metió en la cabeza y el hombre ya es un genio reconocido por sus colegas dentro y fuera del genero. Después, o segundo: EL FESTIVAL! Vamos Danilo… Un festival de “Jazz”? En Panamá y al aire libre? Y de eso aquí estamos ya 12 años mas tarde y con un promedio de mas de 20 mil asistentes al año. Después: LA FUNDACION: A ok, tenemos el festival, ahora necesitamos una escuela permanente… No solo la tiene funcionando, lo mas loco y mágico del asunto es que la logro hacer funcionar en el mismo edificio abandonado donde una vez estaba el Conservatorio Nacional de Música, su primera escuela. Por ultimo (por ahora): EL CLUB: Un bar o Club en Casco Viejo, único en todo el país y primero en su genero dedicado 100% al Jazz.

Definitivamente este es un tipo que sabe soñar y que yo quería conocer!

Yo había escuchado de Danilo la primera vez de muy joven, de adolecente en casa de mis viejos. Vivíamos en Cerro Viento, el mismo barrio donde vivían los padres de Danilo Pérez en ese entonces y ya se empezaba a conocer la leyenda del hombre del Jazz de Panamá en el “Norte” para nosotros los jóvenes. Mi viejo, quien también le gusta la música y es bueno en la percusión latina, me contaba que cuando era profesor en la noche de la universidad de Panamá, después de dar clases se reunía con un grupo de amigos y músicos a tocar salsa en el Hotel Soloy. De esos cuentos recuerdo muchos nombre de músicos que ahora yo también conozco pero recuerdo aun mas el nombre de Danilo por que una vez hablando de este genio que yo había escuchado mi viejo me dice de lo mas tranquilo :”Si, yo conozco a Cholo Pérez, tocamos juntos en el Soloy, buena gente ese pelao” jajajaja Como si nada.

Hace un par de semanas me llamaron del NY Times para hacer una historia. Primero pensamos que seria sobre El Festival de Jazz, pero poco a poco, se torno en una historia sobre Danilo. Que buena oportunidad y que responsabilidad, seria la primera vez que este medio hable sobre el Festival de Jazz de Panamá en un articulo especial.  Me toco seguirlo, con acceso, casi ilimitado (por ser para el NY Times), a muchas de sus actividades por 3 días.

Pensé: Ahora si voy a poder no solo, conocer a Danilo “de verdad”, si no retratarle” Me emociono la idea pero resalto la parte de “conocerle DE VERDAD” por que, si todo sale bien, esta seria la tercera vez que nos encontramos y nos presentamos.

LA PRIMERA:

Corría la década de los años 90’s y yo, luchaba con la escuela secundaria y soñaba con la música. En esa época hacían una especie de festival en el centro de convenciones Atlapa que se llamaba “Jamboree” y era EL SPOT donde todo el que tenia una banda escondida en su casa salía a tocar en publico, al menos una vez al año. El festival no discriminaba y tocaban desde los mejores hasta los Tito Herrera’s de entonces. (… los no tan buenos :-/ jajajaja).

Llego un Jamboree de Atlapa, yo tendría quizás 17 años y fui a tocar, como cada año, con una banda de rock que tenia (teníamos una por año). Danilo siempre fue parte de esos Jamboree, siempre se aparecía pa’ tocar y pasar tiempo con los pelaos.

Mi suerte: Se formo una Jam, o una descarga y justo estaba yo en el piano, un piano de cola que tenia en la tarima, y tocando los 3 o 4 acordes q me sabia bien. La vaina no iba tan mal pero ya empezaba yo a tener problemas con el instrumente y el genero musical cuando se me acerca alguien por atrás y me dice: “córrete pa’ ayudarte”. (Aun me rio cuando recuerdo eso jajajaa)

El Danilo Perez y de repente quede, como por 3 o 4 compases tocando junto a el en el mismo piano. Después de eso que pudieron ser 1 minuto simplemente me levante a verlo tocar, tremenda experiencia, me voló la mente! Ya podía yo decir que había tocado con Danilo Perez. Jajajajaja

LA SEGUNDA:

Fue hace como 5 años, durante un Festival de Jazz en Casco Viejo, yo estaba haciendo fotos para AP y, como siempre en el Festival, me encontré con mi amigo Bill Bytsura, fotógrafo oficial del evento desde el día uno. Quien entre saludos me dice “quieres pasar para hacer fotos del back stage” CLARO! Siempre son interesantes las fotos de lo que el publico no puede ver. En ese momentito en el back stage me pregunta Bill que si conozco a Danilo… No tenia tiempo ni ganas de contar la historia del piano en Jamboree asi que dije “NO”. (Además no creo que Danilo recuerde ese momento y lo sienta tan importante como yo! Jajaja). Bill nos presento rápidamente y Danilo muy amablemente me saludo, también conocí a John Patitucci, ambos hombre sencillos y de saludo amable. Bill me tomo una foto con los dos (foto que nunca he visto) y nos fuimos. Igual, creo que solo fue un saludo mas en la vida y el día de Danilo pero importante para mi re – encontrarme con este músico que me impacto d pelao.

_H1_3254

LA TERCERA (La Vencida!):

La tercera fue la vencida, fue la de esta historia. Ahora si puedo decir que nos conocimos, no pretendo asumir que somos ya mejores amigos pero en esta ocasión si pude conversar mas con el, escuchar sus cuentos. Danilo es inspirador, es un soñador.

Le comente la historia de Jamboree y primero se sonrió diciendo “que bueno que recuerdes eso” y luego con algo que pena en el rostro dijo: “Es una lastima que ya no hagan esos eventos”. YO pienso lo mismo.

Le comente que había conocido a su Papá en mi barrio y también que quizás recordaba a mi viejo de los toques en el Soloy. En efecto, Cholo recordaba a “El Contador” (mi padre es contador de carrera) y le mando saludos.

Finalmente llego el momento del retrato. Tenia ya dos días con Danilo, haciéndole fotos en la Gala formal del festival y después en el “Jam sesión” del Club. Salí de mi casa a media noche para llegar 30 minutos después y justo para verlos arrancar.

Ahora para el retrato, tenia que hacer algo posado pero no quería que fuera forzado, tenia que ser sencillo, pero con significado, así es como yo sentía que era esto. Hablando con Danilo en la Fundación le pregunte si tenia algún lugar especial, algo que le gustara, que significara algo especial para el. Danilo, como todo profesional y verdadera estrella que sabe de esto me dice : “No, tu mandas, donde tu quieras, yo estoy a la orden para lo que sea”. (Esta humildad como la necesitan los nuevos talentos! :-/ ) Yo insistí en que me contara algo del lugar y eso funciono.

Cholo me llevo a un salón y empezó a contarme de cómo fue ese lugar donde recibió una de sus primeras clases formales de música pero de un par de historia de sus profesores y compañeros, todas en ese salón. Este era el lugar de la foto, un lugar que cuando el veo la foto recuerde el salón y los tiempos de escuela y no vea solo “otra foto de el como artista”

Creo que puedo decir que ahora si conocí a Danilo Pérez, conversamos y al escucharlo sale uno inspirado. Buena vaina esta, de esos momentos que me hacen sentirme privilegiado de las oportunidades que me mi trabajo.

Ahora solo queda esperar a ver como sigue la historia. Quizás alguno de mis hijos le guste la música y cuando este en un evento o algún toque y vea a Danilo le dirá: “Usted conoce y toco con mi abuelo y con mi Papá ” jajajaja Eso seria GENIAL!!!!!

Screen Shot 2015-01-22 at 11.45.44 AM

(PUEDEN VER MAS FOTOS PUBLICADAS DE ESTA HISTORIA AQUI! )

Foto Data: (Foto Principal)

Camára: Canon 5D Mark III

Lente: Canon 24mm f/1.4 L II USM

1/60 sec @ f/2.2

ISO 1600

Editada en: Adobe Lightroom 5

Los momentos mágicos duran poco: “El Yankee y los niños”


_H1_1619

El béisbol no es mi fuerte (de hecho los deportes no son mi fuerte) pero el que tengan caras famosas siempre ayuda. Hoy nos toco documentar un partido de pre-temporada de béisbol de las Grandes Ligas que se jugaba en Panamá entre los Yankees de Nueva York y los Marlins de Miami para el New York Times.

En los Yankees, aun que no podría decir ninguna de sus estadísticas, seguro he escuchado y he visto fotos del famoso Derek Jeter asi que sabia que esas fotos podrían funcionar y bajo esa premisa nos fuimos siguiendo a los jugadores mas famoso y esperando las jugadas.

 De lo de hoy, aun que no es una jugada y aun que tenemos muchas mas donde se ve la “estrella” Jeter mucho mas clara… Me quedo con este cuadro. Me sorprendió mucho dos cosas: 1) Como lo siguen en Panamá que sin duda su autógrafo era el mas buscado y 2) lo accesible (dentro de los limites de la seguridad del equipo) que el tipo. Sin que se lo pidieran, cuando podía siempre daba autógrafos y hasta posaba para fotos. BUENA VAINA JETER!

 El momento del cuadro:  Antes de iniciar el partido, Jeter iba entrando a los camerinos y un grupo de niños corrió sobre el “Dugout” para pedir un autógrafo. Jetter se detuvo y empezó a firmar y yo, como muchos corrimos a fotografiar. No me gustaba los ángulos que tenia, se venia mucho ruido en el cuadro así que simplemente me metí a las escaleras del “dugout” y ellos, El Yankee y los niños, quedaron sobre mi.

Me quedo con esta por que esto representa lo que a mi mas me llamo la atención de todo, la fanaticada que  salio de donde no había para llenar el estadio nacional dos días, ver a los equipos (seamos honestos… Los Yankees) en acción y con suerte poder llegar tan cerca de las estrellas como los chicos en este foto con Jeter.

Foto Data:

Cámara: Canon 5D Mark III

Lente: Canon 24mm f/1.4 IS L USM

ISO: 400

1/1250 @ f/4.5

Editada en Adobe Lightroom 5

 PUBLICIDAD:Banner Este Es Mi Barrio