Fotos a la ANTIGUA


Esto no estaba en mis planes de viaje pero en Guatemala toda la gente con la que hablaba me decía que TENIA que ir a la Antigua.

Afortunadamente llegue a Guatemala temprano, tres días antes que el resto de nuestro equipo para coordinar detalles de producción y pero a la vez con la esperanza de poder conocer mas de la ciudad y el país.

Así pues, luego de tanto insistirme la gente, finalmente decidí tomar una mañana libre y con la valiosa colaboración de mi hermano José Ramírez que me presto a l gran Carlos, su chofer, me fui un rato a conocer la ciudad de Antigua.

No tenia mucho tiempo pues tenia reuniones correos y llamadas que atender en ciudad de Guatemala, y para colmo de males poco después de mi llegada a la ciudad de Antigua, se dejo venir la lluvia. Una muy fuerte lluvia.

Siempre  si me dio al menos una hora, hora y media de sol y pues o suficiente para caminar algo de las calles de la ciudad.

La gente tenia razón, Antigua es linda, me gusto mucho y pues tanto que, antes de irnos de Guatemala, y aunque no estaba en los planes de producción original, regresamos a Antigua para grabar un poco de la ciudad para el programa,pero igual, no con mucho tiempo y  el ultimo día que teníamos en Guatemala.

Acá les comparto algo de esa primera visita de casi dos horas por LA ANTIGUA.  Definitivamente tengo que regresar a conocerla y tratar de fotografiarla mejor.

Anuncios

Un día en “Cámaras” de Norte a Sur y de Sur al Norte


A veces siento y pienso que mi iPod tiene mente propia.   Estamos viajando por carretera por mas de 4 horas, cada quien del equipo acostado en un puesto del grupo y justo cuando nuestro conductor anuncia que estamos a 15 minutos de la frontera de Guatemala con México mi iPod decide que es hora de escuchar “Pal’ Norte” de Calle 13. Jajajaa (Es en serio, solo me rei solo en mi puesto!)

Ahora estoy en una aventura de esas que no me creo que me llegan pero que simplemente aparecen.  Viajo con un equipo de TV de National Geographic TV como Productor y haciendo fotos fijas sobre una aventura y una historia que, lastimosamente, no puedo compartir por el momento. Es un trabajo y es como recibir un Doctorado en Producción de Campo para TV.  Teníamos semanas armando todo y aun asi, nada te puede preparar para lo que encuentras en el camino y resolver problemas ahora parece y es mas importante que tomar la foto.  De la historia no les puedo contar mas,  pero si de las cosas y fotos personales que voy haciendo durante el viaje. Les compartir algunas historias del viaje y momentos en fotos.

Hace algunos días, aproximadamente una semana estábamos en Guatemala y luego en México y luego nuevamente en Guatemala.  Tecún Umán, ciudad de frontera entre México y Guatemala fue nuestra base.

Desde este punto el 90% de los inmigrantes ilegales de Centro America intentan cruzar a México para eventualmente llegar a los Estados Unidos.

Es un pueblo lindo, pero como todo pueblo de frontera, un lugar especial en el que, quizás por estar entre dos países, como que no se sabe bien que ley respetar así que solo se respeta la ley de “ese” lugar.

Cientos de miles de migrantes cruzan el rio Suchiate provenientes de todo Centro America buscando fortuna en el norte pero muy pocos lo logran.  Los que no acaban deportados, terminan regresando por los robos o abusos sexuales que reciben en el camino (tanto hombres como mujeres son abusados) y el peor de los casos, pero a la vez uno de los mas comunes.. Muchos terminan muertos en el intento.

Desde estos “botas” o “balsas” que ellos llaman “Cámaras” miles de personas y mercancías (ambas en su mayoría de contrabando) curzan esta frontera justo frente a los ojos de los agentes fronterizos que los miran desde el puente que constituye el paso “legal” tan solo a menos de un kilómetro de distancia.

El primer día que llegamos al pueblo fuimos recibidos por una turba de gente que rodeo nuestro carro con otros vehículos y demandaban nuestras cámaras y equipos. La razón: Pensaban que éramos personal del Gobierno recabando pruebas de su contrabando. Nuestro bus fue rodeado por cientos de personas y algunos hasta gritaban y amenazaban rociarlo con gasolina pero afortunadamente logramos rápidamente conseguir el apoyo de la Policía local y luego de identificar a los lideres de la comunidad y de reunirnos con ellos, logramos los “permisos” correspondientes para poder regresar a grabar la mañana siguiente.

Así pues, a las 5:30am, la hora de la luz buena llegamos al lugar y empezamos a trabajar, ahora si todo en paz, todo seguro y la misma comunidad que el día antes nos había rodeado y amenazado de prender el carro ahora nos servían de guía.   La mayoría de las veces, como estas, las cosas escalan de un mal entendido, el secreto es aclararlo lo mas pronto posible y afortunadamente eso hicimos.

El equipo para esto, el mío, siempre cuando estoy en cosas de agua es lo menos posible y para esto solo usamos (y todas las fotos fueran hechas con una Canon 5D Mark III y un lente Canon 24-105 IS L USM)

La mañana paso sin problemas, logramos lo que se necesitaba, conocimos mucha gente interesante, historias de migrantes increíbles, todo por esos viajecitos de una orilla a la otra.  El viaje cuesta solo $1.50 0 10 Quetzales y es seguro.  (lo se por que cruce con mis cámaras al menos unas 10 veces en una solo mañana).  Increíble lo que se logra cuando se aclaran las cosas con la gente, se logran los “permisos” correcto y se levanta uno temprano a buscar esa luz mágica.

 Terminamos en la frontera y el viaje sigue.  Creo que voy a conocer algo mas de Guatemala ya que estoy acá, seria una maldad venir y no ver mas.  Si logro hacerlos, seguro se los comparto, por ahora, les dejo solo con este cuento de lo que fue un día en “cámaras” pasando de Norte a Su y de Sur a Norte.

De regreso con ELLAS


Hoy, después de casi 9 años, estamos nuevamente en la portada de la revista ELLAS.  Nuestra relación con la revista siempre ha sido muy Buena pero por múltiples razones no habíamos podido coordinar una portada sin embargo siempre hemos estado colaborando con la revista: prestando nuestro estudio para que otros colegas hagan las portadas,  con los especiales de ELLAS (especialmente el de bodas por los últimos 2 años), con los otros suplementos de LA PRENSA y hasta fuimos jurados de su concurso “ELLA Fotogénica” el años 2011. Lo único que no habíamos podido coordinar era volver hacer una portada. Generalmente era por que la agenda no me daba la oportunidad.

Desde mi ultima portada con la revista, me he dedicado también a recomendar nuevos talentos para la portada de la revista pero recientemente por fin nos pusimos nuevamente de acuerdo  y pues hemos estado trabajando algunas cosas con la revista, entre esas, una serie de Portadas y esta es la primera de algunas que están por salir.

Desde el 2003 no recuerdo haber hecho una portada para ELLAS y pues hoy regresamos. Siempre es un placer volver a trabajar con el Ileana, Roberto y el equipo de ELLAS y en general con los amigos y ex compañeros de LA PRENSA.  Espero el tiempo y los proyectos nos permitan encontrarnos aun mucho mas.

Acá les comparto algo de lo que fue el “Making Of” de las fotos! 

PUBLICIDAD

Los momentos mágicos duran poco: Nuevos amigos junto al mar (Cuba-Parte 1)


Me he tomado un tiempo antes de escribir mi primera nota sobre Cuba por que realmente me cuesta hacerlo, me cuesta pero por una buena razón… Me gusta por que tengo tanto en la cabeza sobre Cuba que no se por donde, sobre que, cuando o como compartirlo. Esa es una de las ventajas de mi trabajo, cuando estas cosas pasas que te puedes quedar sin palabras, afortunadamente tengo cuadros, pedacitos de cuba en fotos que (con suerte) cuentas sus propias historias y así me ahorro el texto y los aburro menos.

Mis días en La Habana fueron como me gusta viajar, como me gusta hacer fotos, solo caminando, conversando con la gente y con suerte de eso salen fotos.  La foto de arriba fue así.  Mi segundo día en Cuba decidí pasar en la tarde por el malecón.  El Malecón de La Habana siempre tiene gente, siempre esta vivo y en este caso en particular me llamo la atención un grupo de hombres que parecían hacer contraste con la gran cantidad de turistas, niños y jóvenes jugando y parejas besándose.  Eran  cuatro hombres adultos que no hacían mas que tomar ron, fumar tabaco y disfrutar del mar.

Uno de ellos, Jose, me saludo y aproveche eso para acercarme.  No había terminado de sentarme cuando ya me ofrecieron un trago de Ron, Ron Mulata fue lo que tomamos.  (Nota: Los Cubanos realmente ni toman Mojitos ni Ron Havana Club, esos son para los turistas, ellos toman Santiago, Mulata u otro ron menos “internacional” o Cerveza, igual que los que somos de Panamá)

Conversamos, ellos tenían tanta curiosidad por Panamá como la que yo tenia por Cuba. Fue un buen momento, no hice fotos, solo tomamos algo de ron, fumamos tabaco y hablamos.  Luego de unos minutos ya me tenia que irme, había quedado de visitar a otra persona. Justo en ese momento que pensaba irme dos de los hombres estaban en el agua nadando y una ellos, el que estaba mas cerca, decidió salir del agua para darme la mano una ultima vez, ese fue el momento de la foto, de la única foto. Solo tengo dos fotos de eso, una cuando los vi de los y una antes de irme, la que mas me gusta.

Esta clase de momentos son los que hacen mis fotos favoritas, no las técnicamente perfectas o las que tengan el mejor equipo. Para mi son las fotos que tengan una historia de intimidad de conexión con el sujeto.

Para lograr esta clase de fotos y en un lugar como Cuba no se necesita mucho equipo, se necesitan buenas piernas para caminar mucho y buen espíritu para hacer conexión con la gente, ellos están abiertos a conversar y hacer amigos, depende de ti poder aprovechar eso.

En Cuba, un poco por que no me queria complicar y otro poco por que no sabia si podria usarlos o entrar con el o no, pero no use mucho equipo. Solo utilizamos una cámara y dos lentes: Una Canon 5D Mark III (De la cual les voy hablar después) y lentes: Canon 24-105mm  f/4 L USM y Canon 24mm f/1.4 II L USM

Pronto les comparto algo mas, quizás mucho mas de Cuba, pero por ahora los dejo con esta primera foto e historia, una de tantas de lo que fue mi primera visita Cuba y La Habana, un sueño hecho realidad.

Foto Data:

Lugar: El Malecón, La Habana, Cuba

Cámara: Canon 5D Mark III

Lente: Canon EF 24-105mm f/4 L USM

1/1000 sec @ f/5.6  ISO 400