Un miércoles de cenizas en el “Nombre de Dios”


A las 11am aproximadamente llagamos, entrando al pueblo vimos la turba de gente que ya venia en “formación  militar”.  No eran soldados, eran cientos de Congos. Parece que toda la gente del pueblo de “Nombre de Dios” de Colon estaba involucrado en la celebración.

Nosotros éramos cuatro buenos amigos y colegas fotógrafos y Juan José, igual amigo pero este era el hombre de los textos, el periodista del grupo.  Rodrigo (foto corresponsal de la agencia AFP) y yo fuimos los primeros en bajar del carro y en menos de 5 minutos de haber sacado las cámaras y tenerlas al cuello ya estábamos rodeados de gente.  Franco (de la Agencia AP) y Carlos (de Reuters) se quedaron aun en el carro un poco mas como asimilando lo que pasaba.

No habíamos caminado diez metros  y ya las señoras el grupo nos detectan y empieza los gritos: “Tienen que pintarles la cara” , “Píntales la cara” daban instrucciones a los jóvenes del grupo. Antes de poder asimilar lo que decían las mujeres o lo que esta representaba, ya tenia la mano negra (llena  de cenizas de carbón) de un chico como de 17 años restregada en mi cara. Yep, así de sencillo, en menos de 15 minutos de haber llegado tenia la cara negra.  Menos de dos minutos después encontraron a Rodrigo y el resultado fue el mismo.

Aun estamos asimilando que ahora tenemos la cara negra y llena de cenizas cuando me agarran por el t-shirt tres chicas y sin opción de pensar mucho me decían: “Te lo quitas o te lo rompen” . Se referían a mi camiseta, aparentemente esto también es parte de la tradición.  Entre el calor que hacia, el no querer perder mi camiseta y el ver que pasaba después, simplemente me lo quite. Cuando seguí caminando miro al frente y a menos de 10 metros ya venia Rodrigo igual, también lo habían descamisado. Jajaja

Franco, Juan José y Carlos aun seguían en el carro, detrás de la turba pero no se salvaron.  Un “Congo” se le acerca a Carlo y antes de que este pudiera reaccionar le ofrece Tuna (o Atun) de una lata que tenia en la mano, Carlos, por ser extranjero y primerizo en esta aventura no sabia como reaccionar y antes de poder pensar la forma correcta de decir que no, ya tenia la mano del negro congo en la boca y llena de tuna. Franco, sentado al lado en el carro solo se moría de risa mientras tomaba fotos. JajajajaYa paso lo peor, el carro quedo bien estacionado, estamos ya todos en la calle, entre la gente, con las caras pintadas de Congos, sin camisa y haciendo nuevos amigos. Hace mucho, pero mucho tiempo no llegaba a un pueblo tan amigable.  Éramos los únicos “turistas” en todo el lugar. De hecho éramos un grupo bastante interesante con gente de Chile, España, México y dos panameños.

Por momentos, del sudor y el sol se nos borraba la pintura de la cara y de repente este tipo de aproximadamente 6 pies y 200 libras camina directo a mi y cuando se acerca me dice: “Perdón, pero tengo que pintarlo, esto es carnaval, así es el carnaval en este pueblo, puedo?” jajaja CLARO QUE SI! Que gente tan linda la de Nombre de Dios.

Llego el medio día, hora de parar, la luz esta mala y la comida buena. Vamos a almorzar y el menú que todos decidimos resulto magistral: Pulpo guisado con Arroz con frijoles y ensalada! UFFF, PERFECTO! Lo encontramos en una fonda improvisada  en el patio frontal de una casa, justo al lado del “Castillo de los Congos”, donde llegan a bailar después de haber recorrido todo el pueblo y mientras esperan que salgan los Diablos para combatirlos.

Con la tarde, pasad las 2pm empiezan a salir los Diablos y empezó la pelea entre Diablos y Congos. Esto no es como el Festival de Diablo de Portobelo al que tanto quiero, esto no es un desfile para que los turistas saquen foto, esto es el verdadero juego de Diablos y Congos. Ese donde se dan latigazos en las piernas hasta sacar sangre. Ese juego donde, mientras están en la acera, estas seguro, pero todo el que esta en la calle juego y el juego es duro y es en serio. Los hombres, jóvenes y viejos, retan a los diablos: “JUEGA DIABLO” le grita, “PEGA ABAJO!” y el diablo responde con un latigazo que a mi el solo sonido me duele. La mujeres Congo también juegan e igual los retan pero estas tiene el riesgo extra de querer ser tiradas al piso por los diablos quienes juegos las pisan y golpean. Su única forma de escape: Rodar por el piso hasta llegar a la acera o salir de la calle a un punto seguro.

Yo había ya visto el juego real de Diablo y hasta me había golpeado pero en Bocas del Toro, esto es Colon, Colon costa  ‘abajo… The real deal! Esta clase de fotos solo hay dos formas de hacer, bien o mal. Mal seria de lejos, la correcta o mejor es de cerca. El hacerlas de cerca significa el poder ser golpeado por los látigos. Asi fue, todos, los cinco, salimos golpeados. Algunos como Franco, mas marcados que otros, pero todos golpeados, pero no nos golpearon por maldad, sabíamos las reglas, el que esta en la calle juega y nos metimos, jugamos y perdimos! jajajaYa son casi pasadas las 5pm, tenemos que regresar, aun tenemos que llegar a la ciudad, editar fotos, Juan escribir su nota y todos mandar fotos. Faltan al menos dos horas de camino y dos mas de trabajo pero terminamos la parte pesada, sobrevivimos al viaje, a las pinturas, a los tragos que nos dieron en la calle, la tuna que le metieron en la boca a Carlos, el camino y los latigazos.

Esto fue uno de esos días de los que no te crees, cuando llegas a un lugar que no conocías pero donde todo el mundo esta abierto, atento dispuesto ayudar y explicarte para que entiendas todo lo que pasa. Hace mucho que no llegaba a un lugar donde yo o los que están conmigo son las únicas cámaras en el lugar y menos que solo fuéramos cuatro, uff, eso hace mucho que no pasaba.

Este sábado que viene, 16 de febrero es nuevamente fecha del festival de Diablos y Congos de Portobelo, si no conoces esta cultura, esta oportunidad es ideal.  Tranquilos, en el festival de Portobelo no dan latigazos ni pintan caras ni reparten licor y te dan tuna en la boca a la fuerza. jajaja

Yo estaba pensando que no voy a poder llegar, ese día me toca dictar un seminario en la mañana. La realidad ahora es que ya no me siento tan mal de poder llegar. Este miércoles de cenizas me dio todas las fotos de Diablos que podría necesitar (y mas en una misma semana). Creo que, ahora luego de haber visto la fiesta real, aunque siga visitando y apoyando el festival mi impresión de la fiesta congo ahora es diferente… ES MEJOR!

TODAS LAS FOTOS FUERON HECHAS CON:

Camara: Canon 6D

Lente: Canon 24-105mm f/4 IS L II USM

Flash: Canon 580EX II (Solo dos de las fotos, la de los Congos Bailando y la de los tambores)

Editadas en: Adobe Lightroom 4

PUBLICIDAD:

Anuncios

2 pensamientos en “Un miércoles de cenizas en el “Nombre de Dios”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s